Esfinges de hojarasca


heberquijano

Termina la hora de la visita

salen enfermeras anegadas de nieblaEsfingesdeHojarasca HeberQuijano

huyendo de la rabia del suero

y el fatal tufo de la inminencia

la enfermedad arrastra

todo a su paso y lo amortaja

—cuando se acaba la hora de visita

nos faltan palabras: toque de queda—

balbuceas

qué me quieren hacer

dime, hijo, qué quieren

entre súbitas convulsiones

la cuerda del esfínter se tensa

se quiebra

su estampida se disemina

y  te rodea       sin saber qué hacer:

¡enfermera, enfermera!

Ønursinghome

y aun así te vas

y frente a tu altar

escribo un réquiem sin tiempo:

―¿ya te tomaste tu pastilla? ―

 

mientras          las nubes deshilachan sus trapos

y los naranjas relucen de morados

haciendo el umbral por donde pasarás

los días muertos después del horario de oficina

mientras          surcan bengalas por mi frente

lívidas             incandescentes

y estremece su centro la tierra

abriendo grietas en mi…

Ver la entrada original 172 palabras más

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s