Delirium tremens


Trajiste una parvada de cometas en la pulsera de las olas

Schiele

Trajiste el perfil sediento y la sombra excitada como un demonio.

Trajiste la espiral de la angustia goteando su silueta de caracol por la lyapkaloaguja.

 

 

El halo de la lluvia giraba en círculos sobre mi cabeza.
Y te llevaste mis cenizas en la efervescencia de tu nariz.

 

 

Imágenes : E. Schiele, V Lyapkalo

 

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s