Insomnio


Qué encías tiene el insomnio

para dejarme los dedos machucados

mordidos por una jauría entera de mastines

para dejarme la mano

huérfana de caricias

—miembro fantasma—

huérfana de memorias táctiles

como un pianista manco

por la gangrena del miedo

Boceto sobre el soldado Milton E. Wallen, 4 de julio de 1863

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s