El eco en la mirada


Abriste la puerta, con el susto apretándote los huevos que hacían gárgaras con el oxígeno que difícilmente fluía hacia tus pulmones.

descarga

Saliste corriendo, capoteando los carros que se avispaban por tus costados, para levantar el bulto inerte:

tu cuerpo apenas atropellado brutalmente por un autobús de pasajeros, mientras volteabas sorprendido para ver cómo abrías la puerta y salías corriendo, esquivando la estampida de bisontes antes de recoger tu cuerpo inerte apenas abrías los párpados durante el sueño.

800px-praha_narodni_trida_moebiova_paska_s_tanky_a_buldozery

 

Primera imagen: Cy Twombly

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s