Nocturnalia


Un viento suave y repentino

abre la puerta del sueño

con el sigiloso peso de tu cuerpo

con la ingrávida y sucuba forma de la avidez

sombra de la ansiedad

con que la arena del desierto

adensa las grietas del deseo.

te tomo con mis manos de niebla

te erijo pedestal que se columpia

me tomas de la piel erguida

timón de borrascas oníricas

como un barco que navega

por los tibios riscos de la noche

no hay faro,

todo es deriva y naufragio

ventarrón de goce y culpa

y la insípida humedad lunar

cuya brisa marcial,

suave y repentina y contundente

dentro de tu vientre arremete

al compás de ese tenue aliento

exhalado por el arrebato del sueño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s